Construcciones

Construcciones

Otros datos-en 1654 se construyó la presa del barranco-1658 estaba de maestro de obras Pedro de Oñatibia

En 1663 arreglaron el reloj de la villa los herreros Juan y Blas Francés- en 1675 era el albañil Juan Carbonera

En el año 1824 se construyó la carretera de Lodosa y el puente "Matagallinas" siendo alcalde Esteban Sanz (el tío Cañamazas)

En 1893 se construyó La Muralla siendo alcalde Vicente Ruiz de Carabantes
Transportó las piedras de la cantera de El Viso con un carro tirado por dos bueyes, el vasco José Aranzamendi.

Caminos

En el siglo XIX había en El Villar hornos de yeso en el llamado camino de los hornos. Se llama Camino de las pradejoneras al que va desde la fuente de La Ampudia a Pradejón, y el llamado carretil de Navarra, venia Lodosa y pasando por la fuente de Ampudia y el bebedero de El Jaque hasta la Posada de El Villar.

El camino de Las Cruces es el que va desde El Villar a la entonces Granja de La Noguera y ermita de San Bartolomé pasando junto a la estanca de Moral por el montículo llamado El Calvario donde hubo tres cruces.

El camino de Calahorra es el que atraviesa el término de Campo Viejo que venía de Tudelilla hasta Calahorra.

En la desaparecida capilla de El Pilar que hubo junto a la carretera N 232 y las piscinas había una calzada romana que venía de Calahorra y cuentan que fue un Camino de Santiago que venía de Zaragoza y pasaba por La Noguera.

La llegada de la Luz Electrica a el Villar

La Luz Eléctrica llego a El Villar de Arnedo en 1911, suministrada desde la presa de Sartaguda, en el Ebro.

La Chimenea de la Alcholera

Esta esbelta chimenea se construyó en 1962 está considerada un monumento emblemático de El Villar de Arnedo junto a la carretera N 232.

Chozos de El Villar

Guarda viñas, choza obalada construida con piedras y yeso encalado por fuera, como medio huevo. El chozo del cura está situado una viña del paraje "Agua Mala" cerca de San Pedro Martir era propiedad del cura y arciprestre de Arnedo, D. Tomás Cordón y Vea, que se ordenó sacerdote después de enviudar.

En El Villar, se comentaba que decía, ¡ hay que ver estos nietos como me tiran la sotana!. Se le conoce también como de "Las Madrileñas" que eran sus nietas que vivían en Madrid o chozo de San Isidro, que está pintado en los azulelos que tiene encima de la puerta protegidos con una reja. Los niños le llamaban "el huevo" por su forma y blancura. En este año 2000 la finca de nuevo es viña, propiedad de Jose Maria Saénz Cordón. Esta situado a uños 5 Km de El villar cerca de la muga de Arnedo. Otros chozos o guardaviñas hubo en El Concejo en el camino de La Carrera y en La Esperilla en el camino de La Gargantilla a 2 Km de El Villar en el término municipal de Ocón.